Enchiladas potosinas: receta con sabor a Bajío

Tiempo de lectura: 2 minutos

Picositas, pero deliciosas, ¡serán la sensación en tu mesa!

La gastronomía de México no se entiende sin el maíz. Con este alimento se pueden preparar desde un simple elote asado, hasta estas deliciosas enchiladas potosinas perfectas para celebrar las fiestas patrias o para sorprender a la familia en el menú del día a día.

Una accidentada mezcla

Como muchos de nuestros platillos típicos y, en general, de los de todo el mundo, las enchiladas potosinas se originaron como un accidente y un experimento.

A finales del siglo XIX y principios del XX, vivía en el poblado de Soledad, San Luis Potosí la señora Cristina Jalomo. Como muchas mujeres de la localidad, solía llevar su maíz nixtamalizado al molino del pueblo para obtener la masa con la que preparaba los alimentos de su hogar. Pero resulta que el molino también trituraba los chiles que los pobladores llevaban.

Sin darse cuenta, el maíz de doña Cristina se molió con restos de estos chiles, dando como resultado una masa picante y de color rojizo. Ella no quiso desecharla, así que preparó unas enchiladas que fascinaron a su familia; posteriormente la fama de este platillo creció hasta prepararse en locales de comida. Así nacieron las enchiladas potosinas.

Puedes rellenarlas también de papa y zanahorita cortadas en cubos pequeños o papas con chorizo.

Ingredientes

12 piezas

  • 6 chiles anchos tostados y sin semillas
  • 1 taza de agua caliente
  • 1 cucharada de mantequilla
  • ¼ de taza de cebolla finamente picada
  • 1 ¼ de tazas de queso fresco desmenuzado
  • Sal al gusto
  • 3 dientes de ajo
  • 1 rama de canela
  • Aceite
  • 12 tortillas de maíz
Encuentra todos los ingredientes en

Preparación

  1. Asa los chiles y remójalos en el agua caliente durante 25 minutos.
  2. Licúalos con el agua, la canela, el ajo y la sal.
  3. Derrite la mantequilla en un sartén chico y sofríe en ella la cebolla. Retira del fuego.
  4. Mezcla esta cebolla con el queso fresco y una cucharada de la salsa de chiles. Reserva.
  5. Fríe la salsa con un poco de aceite, sazona con sal y cuando suelte el hervor, retira y deja enfriar.
  6. Calienta un sartén con suficiente aceite y baña las tortillas por ambos lados sin que endurezcan. Luego sumérgelas en la salsa para que queden impregnadas de ella.
  7. Rellénalas con la mezcla de queso y cebolla y dóblalas a manera de quesadilla.

Sírvelas calientitas y agrégales crema ácida, lechuga desinfectada, un poquito de guacamole y hasta frijoles. En San Luis Potosí las comen incluso como desayuno.

Disfruta las fiestas patrias con más recetas de comida mexicana.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp