Pozole blanco: pero sigue siendo el rey

Tiempo de lectura: 3 minutos

Por excelencia, el platillo más disfrutado en las fiestas patrias, ¡prepáralo en casa con esta receta!

El pozole blanco es uno de los tipos de pozole más conocidos en México y es el origen de los pozoles rojo y verde. Actualmente es representativo de regiones como Michoacán, Jalisco y Guerrero.

Para platillos típicos de México, ¡el pozole!

Hay al menos 20 variantes de pozole en todo el país, pero el más consumido en la zona centro de México es el pozole blanco. Aunque también se puede preparar con pollo, la receta original de pozole es con carne de cerdo.

Acompaña tu pozole con lechuga, rebanadas de rábanos, cebolla picada y jugo de limón. Si lo deseas, también puedes agregar tostadas horneadas.

Ingredientes

8 personas

  • 1 kg de maíz OvarB®
  • 1 cabeza de ajo entera partida a la mitad
  • ½ kg de costilla de cerdo cortada en trozos
  • ½ kg de lomo de cerdo
  • 1 kg de espinazo y cabeza de cerdo limpios
  • 4 l de agua
  • 1 cebolla entera partida a la mitad
  • Sal al gusto
  • El caldo donde se coció la carne (el necesario)
  • 5 granos de pimienta gruesa
  • 2 hojas de laurel
Encuentra los ingredientes en

Preparación

  1. En una olla grande con tapa, coloca la carne de cerdo y agrégale los 4 litros de agua o hasta cubrirla, la mitad de una cabeza de ajo, la mitad de una cebolla, pimienta gruesa y las hojas de laurel.
  2. Tapa y cocina a fuego medio durante una hora y media. Si tienes olla express, cocina a fuego bajo aproximadamente 40 minutos.
  3. Cuando la carne esté perfectamente cocida, retírala del caldo y quítale el resto de los ingredientes. Reserva. El caldo te servirá para preparar el pozole y darle más sabor.
  4. Abre el empaque de maíz OvarB®, enjuaga muy bien bajo el chorro de agua por lo menos en tres ocasiones y reserva.
  5. En una olla profunda, vuelve a hervir el caldo de la carne. Una vez que está hirviendo, agrega el maíz OvarB®, el resto del ajo, la mitad de cebolla y sal al gusto. Deja cocinar a fuego medio.
  6. Revisa frecuentemente la cocción del maíz (los granos deben “florear”, es decir, abrirse como flor) y sazona con sal. Si es necesario, agrega más agua y deja hervir. Una vez que esté listo el maíz, retira la cebolla y el ajo.
  7. Desmenuza la carne y cuando ya todo el maíz haya reventado, agrega la carne a la olla.
  8. Cocina a fuego bajo durante 5 minutos más. El caldo del pozole debe quedar como un atole muy ligero. Sirve caliente.

Presenta el pozole en tazones de barro y coloca en la mesa el resto de los acompañantes del platillo, también servidos en platos de barro con divisiones o pequeñas cazuelitas por separado.

El mejor pozole se hace con el mejor maíz…

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp