¿Cómo comprar un monitor para bebé?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Un monitor es un gran aliado para asegurarte de que tu bebé esté bien durante las noches

Cuando tienes un bebé recién nacido, por instinto buscas estar cerca de él la mayor parte del tiempo para protegerlo. Sin embargo, sabes muy bien que, aunque lo desees, esto no es siempre posible. Por ello, un monitor para bebé es de gran ayuda, pues podrás estar al pendiente de los movimientos de tu pequeño, aunque no se encuentren en la misma habitación. Te dejamos algunos consejos que te ayudarán a escoger el monitor más adecuado.

Existe gran variedad de modelos y marcas de monitores para bebé, todos con diferentes funciones y atributos que se pueden adaptar a tus necesidades. Lo primero que debes hacer antes de optar por uno es informarte, conocer a detalle lo que cada marca te ofrece y determinar cuál te servirá más.

Comprar monitor para bebé

Tipos de monitores para bebé

  • Monitores de audio: transmiten todos los sonidos que el bebé hace con mucha claridad, de modo que, si tu pequeño va a dormir la siesta, puedes acostarlo e ir a otra parte de la casa a hacer tranquilamente tus actividades. Estos modelos varían en cuanto a la calidad y amplitud de sonido que captan.
  • Monitores con audio y video: permiten ver a tu bebé a través de una pequeña pantalla en tu extremo del sistema de monitoreo. Incluso hay algunos de estos monitores con un sofisticado sistema que permite visualizar las imágenes en la oscuridad.
  • Monitores de movimiento: incluyen un sensor de movimiento que se coloca bajo el colchón de la cuna para registrar los movimientos del bebé; hay algunos que cuentan con un sistema de alerta si ha pasado un determinado tiempo sin registrarse movimientos.

Una vez determinado qué tipo de monitor para bebé te será de más ayuda, debes tomar en cuenta una serie de consideraciones para terminar de tomar la decisión, siendo las más relevantes:

  1. Aviso de apagado: es importante elegir un monitor que te notifique cuando la batería de cualquiera de los dos extremos -el paterno o el del bebé- se haya apagado. Algunos monitores de bebé incluyen la opción de cambiar automáticamente al funcionamiento a pilas o baterías recargables en caso de un corte inesperado del suministro eléctrico.
  2. Amplitud de la cobertura: esta característica dependerá del tamaño de tu casa. Si vives en un hogar pequeño no necesitarás que el monitor del bebé tenga un gran alcance, pero si vives en una casa de varios pisos o si planeas hacer actividades en el patio o jardín mientras tu bebé duerme la siesta, es buena idea elegir un monitor con un radio de cobertura amplio.
  3. Versatilidad: algunos monitores incluyen un pequeño clip en el extremo paterno para colgarse de la ropa, lo cual es muy práctico si estás trabajando en tareas del hogar o jardinería mientras necesitas tener el monitor prendido.
  4. Luces: algunos modelos incluyen luces que se encienden progresivamente acorde al sonido emitido en el extremo del bebé. Esta característica es muy útil si estás en entorno con ruido -otros niños jugando o música-, ya que te asegura que puedes percatarte de que el bebé se ha despertado no sólo escuchando el sonido transmitido por el monitor, también por las luces que se encienden y llaman la atención.
  5. Intercomunicador: algunos modelos incluyen la posibilidad de ser utilizados como intercomunicador, lo que significa que cuentan con un botón que transmitirá tu voz al monitor junto al bebé como si fuera un walkie talkie. Muchos padres utilizan esta función para avisarle al pequeño que lo han oído y están yendo a buscarlos: es muy útil en caso de casas grandes.
Comprar monitor para bebé

¿Ya sabes qué tipo de monitor para bebé necesitas? ¡Búscalo en Walmart en línea! Aprovecha las ventajas de hacer tus compras por internet y hazte de todos los accesorios y productos para bebé que necesites. ¡Fácil, rápido y seguro!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp