Papillas caseras para bebé

Conoce cuándo es momento de introducir alimentos sólidos a la dieta de tu bebé y cómo preparar papillas caseras para bebé.
como hacer papillas caseras para bebe

Aprende cuándo, cómo y cuáles papillas darle a tu pequeño.

El tiempo pasa muy rápido. Tu pequeño crece día con día y llega el momento en que tu leche materna no es suficiente para alimentarlo. Entonces debes comenzar a pensar qué papillas caseras para bebé puedes prepararle a fin de ayudarlo en su desarrollo.

La leche materna aporta todas las calorías y nutrientes que tu bebé necesita y que su cuerpo puede absorber. Su sistema digestivo no está preparado para los alimentos sólidos hasta aproximadamente los seis meses de edad.

Es hasta después de este periodo que el cuerpo de tu bebé logrará procesar alimentos diferentes. Forzarlo a cambiar su alimentación de manera abrupta puede afectar, además de su desarrollo, su calidad de sueño.

Momento de introducir alimentos sólidos a la dieta del bebé

Esperar a que tu bebé tenga seis meses cumplidos tampoco es una obligación para todos los pequeños. Él mismo te comenzará a dar algunas señales que te ayudarán a saber si ya requiere ampliar su alimentación, algunas de ellas son:

  • Tu bebé ya tiene control de su cabecita y logra mantenerla firme y erguida.
  • Logra sentarse erguido por sí solo cuando tiene el apoyo necesario.
  • Ya puede llevar los alimentos al fondo de su boca y tragar, en lugar de usar su lengua para empujar la comida hacia fuera.
  • Tu bebé podría estar listo para alimentarse con sólidos cuando haya duplicado el peso que tuvo al nacer.
  • El pequeño ya empieza a sentir curiosidad por la comida. Puede que te observe mientras comes, que juegue con los cubiertos o abra la boca cuando le acercas la cuchara.

¡Mi bebé está listo! ¿Qué papilla debo darle?

En cuanto tu pequeño esté preparado para comenzar a alimentarse con papillas para bebés, la pregunta es: ¿qué es mejor: una papilla hecha en casa o la del súper?

Ambas opciones son viables; sin embargo, preparar una papilla casera le proporciona a tu bebé y a ti algunas ventajas que vale la pena destacar, comenzando por el hecho de que sabes exactamente qué ingredientes le estás dando y en qué proporciones, sin mencionar que puede representar un ahorro para ti.

¡No pienses mal! Las papillas del súper también son una alternativa viable, sobre todo para aquellas mamás con múltiples ocupaciones y poco tiempo. Si optas por ellas, procura tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. Que no contengan azúcar ni edulcorantes.
  2. Que no tengan un alto contenido calórico.
  3. Que no contengan preservantes.
  4. Que tenga un bajo contenido en sodio.
Qué papilla darle a tu bebé
Conoce qué papilla darle a tu bebé…

¿Cómo hacer papillas caseras para mi bebé?

Preparar las papillas para tu bebé no es una labor fuera de este mundo. Tu misión como mamá o papá durante esta etapa es ayudarle a familiarizarse con diversos alimentos asegurándote de proporcionarle la nutrición que necesita en cada bocado.

Toma en cuenta que la manera en la que prepares su papilla tiene influencia directa en su contenido nutrimental, por lo que es muy importante que tengas a consideración ciertos puntos:

  1. Lávate las manos antes de preparar cualquier alimento.
  2. Compra alimentos frescos y fíjate si tienen fecha de caducidad.
  3. Antes de cocinar frutas y verduras, retírales la cáscara. Después cuécelas con poca agua o al vapor para que mantengan sus vitaminas. Si prefieres hacerlas puré, retíralas del fuego cuando tengan una consistencia suave.
  4. El tiempo de cocción es variable, por ejemplo, para una calabaza bastan cinco minutos, mientras que una papa necesita 10.
  5. Machaca, licúa o bate los ingredientes de modo que quede una consistencia de puré.
  6. Para facilitarle este proceso, cuela las papillas hasta que tenga nueve meses de edad. Después de esta etapa, si el pediatra lo recomienda, dale los alimentos picados en trozos pequeños.
  7. No agregues sal ni azúcar a su comida; debe acostumbrarse al sabor natural de los alimentos.
  8. Separa la porción que vaya a comer en ese momento y guarda lo demás en el refrigerador hasta 48 horas. Es muy importante que no tenga contacto con la saliva del bebé.

Anímate a preparar las primeras papillas caseras para tu bebé, encuentra todos los ingredientes que necesitas en tu Súper en línea o aprovecha los Martes de Frescura de Walmart.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Suscríbete al newsletter de Walmart.com.mx y siguenos en nuestras redes sociales
Te ayudamos a definir los accesorios que necesitas según la etapa de tu bebé, consejos de alimentación infantil, los imprescindibles en la pañalera, así como los juegos y juguetes más indicados. No olvidamos a mamá con tips para el embarazo y parto, y a papá, que sabrá cómo intervenir en cada etapa.