Uso del chupón, ¿es bueno o malo?

Descubre si dar chupón afecta de manera positiva o negativa a tu bebé.

Probar cosas nuevas para tu bebé es toda una aventura, sobre todo si eres mamá primeriza, pues temes que una mala decisión afecte el desarrollo de tu pequeño. El uso del chupón es justamente uno de estos temas, pues hay quienes dicen que es bueno y otros prefieren no utilizarlo, ¿quién tiene la razón?

Todo comienza con chuparse el dedo

Tranquila, el uso del chupón no es algo que afecte la salud de tu bebé, de hecho, puede resultar benéfico para él.

Por lo regular, que un bebé se lleve el dedo a la boca es algo normal, pues se trata de un reflejo primario de succión que le permite adaptarse al medio que lo rodea.

Además, le ayuda a alimentarse y cubre una necesidad psicológica de bienestar, ya que al chuparse el dedo experimenta un estímulo placentero en los labios, lengua y mucosa oral que lo tranquiliza y relaciona con su mundo, especialmente con su madre durante la lactancia.

La costumbre de chuparse el dedo desaparece por sí sola entre el primer y tercer año de vida.

Beneficios del uso del chupón

Muchos pediatras y odontopediatras están de acuerdo en el uso del chupón como sustituto del dedo, debido a que se ha visto que los niños que usan chupón raramente permanecen con el hábito, por lo que es más fácil que, bajo el control de los padres, lo dejen de manera inmediata.

Los expertos recomiendan ofrecer el chupón únicamente si el niño es propicio a desarrollar el hábito de succionar el dedo.

Chupones para bebé Walmart
Evita darle chupón a tu bebé a la primera señal de llanto, primero identifica qué es lo que te puede estar pidiendo.

Concretamente, el uso del chupón trae consigo beneficios como el que inhibe la succión del dedo que, de prolongarse, puede ocasionar problemas dentales y mayor dificultad para dejar el hábito. Además, disminuye la ansiedad y brinda consuelo al bebé ayudándolo a calmarse por sí mismo cuando mamá no puede atenderlo.

Desventajas del chupón

Dar chupón a tu bebé puede ser bueno; sin embargo, es muy importante que tengas cuidado con esta práctica. Abusar del chupón puede crear problemas en la lactancia, ya que, si el bebé no ha aprendido a succionar de forma adecuada, el chupón interfiere en la posición para tomar el pezón porque sólo exige que el bebé lo aspire sin que haga más movimientos con la musculatura bucal.

También se dice que el chupón puede crear dependencia emocional, lo cual puede resultar perjudicial pues el bebé no aprenderá a relacionarse con su entorno, ni a tranquilizarse de otra manera.

Muchas mamás ponen el chupón al primer signo de llanto o incomodidad del bebé, siendo que lo que quiere es comer, jugar, que lo carguen o que le cambien el pañal.

No temas al uso del chupón, consulta con tu pediatra y aprende a usarlo de manera adecuada sin preocuparte. Recuerda que puedes encontrar gran variedad de productos para bebé en nuestra tienda en línea.

Compartir

shares