Tips para organizar tu refrigerador

Tiempo de lectura: 3 minutos

Mantén tus alimentos frescos y en buenas condiciones por más tiempo

¿Alguna vez has guardado tus alimentos en la nevera y desechándolos al poco tiempo debido a que no se conservan? Si te pasa de manera constante, es muy probable que no los estés almacenando correctamente. ¡Tranquila! Te compartimos algunos consejos que te serán de gran ayuda para organizar tu nevera y mantener tu comida fresca por mucho más tiempo. 

Un refrigerador es más que un centro de almacenamiento para tu comida, pues no basta con que coloques tus alimentos al azar, para lograr que éstos duren más tiempo, es necesario que lo hagas de manera que reciban la temperatura que necesitan para su conservación, por lo que la forma de almacenar los productos en tu refrigerador es vital, pues si lo haces bien la temperatura se distribuirá equitativamente. 

Algunas recomendaciones básicas para organizar tu refrigerador son:  

  • Considera que la temperatura adecuada de tu nevera debe oscilar entre los 3 y 5°c 
  • Procura que los alimentos no deben toquen las paredes del refrigerador 
  • Deja un espacio entre productos para que el frío se reparta bien 
  • Procura usar bolsas herméticas o contenedores de cristal 
  • Vigila que tus recipientes y envases estén en buen estado 

Cada cosa a su lugar… 

Además de los consejos generales que te compartimos previamente, es importante que también consideres que cada alimento tiene su lugar dentro de tu refrigerador, de manear que la mejor práctica que puedes adoptar para su conservación, es colocarlos cada cosa en el sitio que le corresponde. 

¿Dónde va cada alimento? 

  • Puerta: Es la zona menos fría y por tanto el lugar ideal para los huevos, las salsas, las mantequillas y mermeladas, y las bebidas como agua, zumo, leche y vinos. 
  • Parte superior: Es el lugar de los productos listos para consumo como pastas frescas, masas refrigeradas o embutidos. También es el lugar para las semiconservas o productos que no estén esterilizados. 
  • Zona media: Aquí se colocan los lácteos como quesos, leche o yogures que no necesiten tanto frío, así como productos con el paquete abierto, conservas o las sobras que tengas de otros días. 
  • Zona baja: Es el lugar para almacenar las verduras de todo tipo y las frutas que requieran refrigeración. Procura hacerlo siempre sin bolsas de plástico, redecillas o cartones, pues necesitan ‘respirar’. 
  • Cajones: Es el lugar de la nevera destinado a las carnes y los pescados, pues son los productos más perecederos y es recomendable se conserven en la zona más fría del refrigerador. 

En lo que respecta al congelador, se recomienda que esté a una temperatura de -18°c. Una buena práctica para el correcto uso de esta parte de tu refrigerador es etiquetar con la fecha cada que congeles algo.

También conviene revisar cada cierto tiempo lo que tengas guardado para comprobar las fechas de caducidad y tirar lo que ya haya expirado.

Procura siempre colocar arriba lo que esté más próximo a caducar, para que lo tengas a la vista y lo consumas antes.  

El papel de la higiene 

La limpieza de tu refrigerador también juega un rol sumamente importante para la conservación de tus alimentos, pues una mala higiene puede provocar la generación de moho y por supuesto no quieres ningún tipo de bacteria cerca de tus alimentos, ¿cierto? Para evitarlo, lo recomendable es que realices una limpieza al interior de tu refrigerador una vez al mes o de inmediato si se llegase a derramar algún líquido o alimento dentro de él.  

Lleva estos consejos a la práctica y disfruta de alimentos frescos por mucho más tiempo. Haz tu Súper en línea y llena tu nevera ¡en tan sólo 10 minutos!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp