Organiza tu despensa en el refrigerador y la alacena ¡sin desperdiciar!

Tiempo de lectura: 3 minutos

Encuentra fácilmente tus alimentos y haz que se conserven mejor ubicándolos en el lugar adecuado

Dicen que “todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar” y, si sabes ordenar tu refrigerador o la alacena, sabrás exactamente lo que hace falta en tu despensa, encontrarás con rapidez los alimentos que requieres para cocinar y conservarás mejor los que no utilices de inmediato.

Ordena tu refrigerador

La ubicación de los alimentos en el refrigerador tiene su estrategia, no por nada cada frigorífico tiene estantes y espacios especiales. Cabe señalar que debe estar completamente limpio para evitar malos olores.

Los cajones inferiores tienen la temperatura y el espacio adecuados para conservar la humedad que requieren las verduras. Si vas a guardar cebollas, opta por colocarlas dentro de un recipiente aparte que impida que impregne su olor por todo el cajón.

Tu despensa durará más tiempo con estos consejos

Las frutas requieren un ambiente más seco, por lo que no debes guardarlas junto a las verduras. De hecho, plátanos, manzanas y cítricos no requieren refrigeración.

El apartado superior a esos cajones es el que más frío produce. Aquí es recomendable colocar las carnes y pescados no congelados que prepararás a muy corto plazo (colocarlos aquí, por separado, ayudará a que, si tienen escurrimientos, no contaminarán ningún otro alimento).

Coloca embutidos como jamón y salchichas al fondo de este compartimiento; pero si tu nevera cuenta con cajones para carne frías, utilízalos, están diseñados para conservarlos a la temperatura correcta.

Lácteos (mantequilla, quesos, crema) y huevos, así como recipientes con comida como arroz, pasta o frijoles pueden colocarse en la parte media, al igual que las aguas frescas.

Los guisados ya preparados deben colocarse en la parte superior del refrigerador para que, cuando abras la puerta, los veas y recuerdes comerlos.

En la puerta de tu refrigerador coloca condimentos no susceptibles a cambios de temperatura o de larga caducidad como cátsup, mostaza, chiles en vinagre o aderezos, así como bebidas (jugos, refrescos y leche).

En el congelador colocarás carnes y pescados que desees conservar por más tiempo. Procura ponerlos en la parte baja y en recipientes cuadrados o rectangulares para evitar escurrimientos. Los hielos deben colocarse en la parte superior.

¿Cómo guardar los alimentos en la alacena?

Debe tener la oscuridad y sequedad suficiente para conservar tus alimentos. Puedes organizar la alacena en dos formas:

Por tipo de alimento. Agrupar pastas y cereales; enlatados y empaquetados; especias, semillas y chiles secos, entre otros.

Por tipo de preparaciones. Por ejemplo, destina un mismo espacio para todo que necesites para cocinar diariamente: aceite, sal, ajo, pasta, arroz, consomé. O todo lo necesario para repostería: harina, azúcar, polvo para hornear, gelatinas, jarabes, chocolate en polvo.

Cómo organizar la despensa

Para organizar la despensa desde cero, saca todos los productos y haz limpieza de cada estante. En cada uno coloca papel o tela absorbente que absorba cualquier derrame que pueda ocurrir y te facilite su aseo.

Otra forma efectiva de acomodar tus artículos es seguir una regla muy sencilla: lo que utilices menos, va al fondo de la alacena; lo de uso frecuente, colócalo al principio. Procura que las etiquetas den hacia la puerta para que tengas amplia visibilidad de lo que son con sólo abrirla.

En las puertas de tu alacena coloca los recipientes más pequeños, las especies y condimentos.

Existen algunos alimentos que no vienen empaquetados o que requieres cambiar de recipientes una vez abiertos. Para eso, opta por usar envases transparentes y con tapa y colócales una etiqueta para identificarlos. Nunca rellenes un envase que todavía contenga producto anterior, ya que su fecha de caducidad es distinta.

Si debes guardar productos muy pesados, como cajas de leche, botellas o latas grandes, destina los espacios inferiores de la alacena.

¡Evita desperdiciar!

Fíjate en las fechas de vencimiento de cada producto y desecha los que hayan caducado. Esto te ayudará a hacer más espacio y a que identifiques lo que te hace falta comprar en el súper.

También te será útil poner más a la mano los alimentos que sean más antiguos o próximos a caducar y los más nuevos, detrás. Conserva máximo dos unidades del mismo alimento, una es la que abrirás y la otra es tu reserva. Así realizarás un consumo eficiente sin desperdiciar comida.

Si después de ordenar tu despensa te das cuenta que te faltan productos, recuerda que puedes pedirlos en Walmart.com.mx y recibirlos sin salir de casa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp