Pasta de hojaldre: crujiente y versátil para tus platillos

Tiempo de lectura: 5 minutos

Dulces o saladas, prepara deliciosas recetas con esta moldeable masa

Aunque su origen es incierto, la pasta de hojaldre se ha utilizado desde hace cientos de años en la gastronomía. Esta masa de finas capas de harina y grasa es una de las más versátiles, pues lo mismo sirve para preparar postres que platillos salados. Como muestra, estas crujientes recetas.

Hojaldre de jamón y queso crema

La buena noticia de esta masa es que la puedes comprar ya lista para hornear. Así puedes preparar diferentes recetas con hojaldre e ingredientes prácticos que siempre te sacan de apuros como el jamón Fud® y el queso Philadelphia®.

La creación de la masa de hojaldre pudo haber ocurrido en el año 1635 y se le atribuye al pintor frances Claude Gellée, quien tambie fue pastelero.

Ingredientes

8 porciones

  • 1 lámina de hojaldre
  • 4 rebanadas de jamón de pierna Fud York® de corte grueso
  • 100 g de de jamón de pierna Fud York® en rollitos
  • 2 cucharadas de queso crema Philadelphia® original
  • 100 g de queso mozzarella rallado
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 1 huevo batido
  • Sal y pimienta molida al gusto
Busca los ingredientes en

Preparación

  1. Enharina una superficie plana y extiende ahí tu lámina de hojaldre. Corta en dos partes iguales y a cada una de ellas marca ligeramente divisiones en 8 partes.
  2. En un recipiente hondo, mezcla el queso Philadelphia® con el mozzarella y agrega una pizca de sal y pimienta. Mientras tanto, precalienta tu horno a 180 ºC.
  3. Barniza una de tus superficies del hojaldre con la mantequilla derretida y cúbrela con las rebanadas y rollitos de jamón. El jamón de pierna Fud York® es una carne magra que aporta proteínas, pero, si lo deseas, puedes optar por el jamón de pavo Fud®, ¡tú eliges tu favorito!
  4. Agrega la mezcla de quesos. La consistencia cremosa del queso hará que lo puedas untar con facilidad, así que asegúrate de que cada porción cuente con estos deliciosos ingredientes.
  5. Tapa con el otro rectángulo de hojaldre y sella todos sus bordes aplastando con un tenedor. 
  6. Barniza la superficie con el huevo batido.
  7. Hornea a 190 ºC durante 20 minutos o hasta que la superficie dore y el hojaldre aumente de volumen.

Rollitos de hojaldre con queso Baby Edam Kroon® y tocino

Otra ventaja del hojaldre es que se adapta a la forma que le des, como estos rollitos con queso Baby Edam Kroon® y tocino, que bien pueden ser una cena diferente o unos bocadillos que encantarán a tus seres queridos.

El queso Baby Edam Kroon® se derrite deliciosamente con el calor, así que también podrías preparar fondues.

Ingredientes

8 a 12 porciones

  • 1 lámina de hojaldre rectangular
  • 200 g de queso Baby Edam Kroon®
  • 200 g de tocino Fud natural®
  • 1 huevo batido con sal y pimienta molida al gusto
  • Ajonjolí
Busca los ingredientes en

Preparación

  1. Extiende perfectamente el hojaldre sobre un superficie plana, si notas que se pega, agrega un poco de harina a la superficie.
  2. Coloca el queso Baby Edam Kroon® sobre la lámina de hojaldre.
  3. Posteriormente, cubre con las tiras de tocino. Mientras tanto, precalienta tu horno a 180 ºC.
  4. Barniza los bordes del hojaldre con el huevo y enrolla. El último borde debe pegar el hojaldre para que no se abra.
  5. Enrolla y posteriormente corta en rodajas de aproximadamente 1 cm.
  6. Coloca los rollitos en una bandeja para horno cubierta con papel encerado.
  7. Barniza los rollitos con huevo y agrega ajonjolí.
  8. Hornea de 20 a 30 minutos.

Croissant de chocolate

Cuando se hornea, el hojaldre se convierte en una pieza crujiente y voluminosa difícil de resistir, mucho menos en recetas dulces como esta tradicional muestra de la panadería francesa.

Para recalentar tus recetas con pasta de hojaldre y que sigan doraditas, hazlo en sartén o nuevamente en el horno.

Ingredientes

8 croissants

  • 1 lámina de hojaldre cortada de forma circular
  • 1 clara de huevo revuelta
  • 250 g de crema de chocolate y avellanas
  • Azúcar glass o granillo de chocolate para decorar
Busca los ingredientes en

Preparación

  1. Precalienta tu horno a 180 ºC durante 10 minutos. Mientras tanto, extiende tu masa de hojaldre sobre papel encerado.
  2. Corta el hojaldre por la mitad, luego en 4 y así hasta obtener 8 partes iguales (como si fuera una pizza). Si deseas croissants más pequeños, corta hasta en 12 trozos.
  3. Realiza un pequeño corte en el centro del borde exterior de cada triángulo de hojaldre.
  4. Encima de cada triángulo pon una cucharadita de crema de chocolate y avellanas. No pongas demasiada, pues con el calor del horno podría salirse de la masa.
  5. Si lo deseas, agrega también un poco de queso crema Philadelphia® ¡y tus croissants quedarán aún más exquisitos!
  6. Enrolla cada triángulo desde el borde exterior hasta la punta hasta sellar el croissant y dale ligeramente la forma del tradicional cuernito.
  7. Colócalos en una bandeja con papel encerado dejando un espacio de 5 cm entre cada uno. Barniza con la clara de huevo.
  8. Hornea a 180 ºC durante 20 a 30 minutos o hasta que veas que están doraditos y de volumen aumentado.
  9. Al sacarlos del horno, déjalos enfriar unos minutos y decora con azúcar glass o granillo.

¡Verás que son muy fáciles de preparar! Sólo pide tu pasta de hojaldre lista para hornear y los ingredientes que más te gusten ¡y manos a la masa!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp