¿Qué tipo de asador es el ideal para ti?

Te dejamos varios consejos para que puedas hacerte del asador perfecto

Si eres de las personas que ama pasar tiempo al aire libre o consentir a los amigos y familia el fin de semana con exquisitos platillos de todo tipo, definitivamente debes considerar comprar un asador, para preparar parrilladas inolvidables en cualquier ocasión. 

¿Cómo elegir un buen asador? 

Si estás pensando en el tipo de asador que te conviene, aquí te decimos lo que debes considerar: 

Presupuesto  

Al igual que en la adquisición de cualquier otro electrodoméstico, mueble o accesorio para tu hogar, necesitas definir tu presupuesto de acuerdo al uso y beneficio que piensas obtener. 

Si eres de los que cocina en parrilla cada fin de semana o de forma habitual, tal vez te convenga un asador de gas pues, aunque este tipo de asadores requieren un poco más de dinero en su adquisición, justifican su inversión en función al ahorro de energía y esfuerzo para cocinar a largo plazo. 

¿Asador de gas o de carbón? 

Como casi todo lo que implica a la cocina, los pequeños detalles pueden generar grandes diferencias: 

Asador de carbón. En el caso de los alimentos preparados al carbón, su resultado es un característico y muy deseado sabor ahumado. Sin embargo, necesitas saber que, si adquieres este tipo de asador tendrás que esperar entre 15 y 30 minutos de precalentado para comenzar a cocinar, dependiendo del tamaño de tus parrillas, así como del número y tipo de carbón. 

Asador de gas. Una de las principales ventajas que lo diferencian de la cocción al carbón, es el tiempo de preparación, ya que máximo tendrás que esperar 10 minutos para empezar a cocinar, sin mencionar que no tendrás que lidiar con cerillos o encendedores eléctricos para prender tu parrilla. 

Ahora bien, este tipo de asadores no le dará el rico sabor grill que los alimentos de parrilla regularmente tienen, aunque existen algunos materiales que pueden ser de gran ayuda para lograr este efecto. Independientemente de esto, un asador de gas te ofrece también: 

  • La facilidad de usar gas propano líquido o natural. 
  • El gas es más limpio y resulta comparativamente más barato que el carbón. 
  • Las parrillas de gas se prenden rápidamente con un encendedor de botón, giratorio o electrónico integrado. 
  • Los quemadores adicionales permiten preparar platillos de acompañamiento sin necesidad de ir y venir de la cocina. 

El tamaño sí importa 

Finalmente, determina el tamaño del asador que deseas. Si de entrada sabes que el uso que le darás implica la preparación de una gran cantidad de alimentos, la mejor opción sin duda es optar por un asador de gran tamaño; de lo contrario, un asador de tamaño más modesto te será bastante útil, sobre todo si no cuentas con un gran espacio para guardarlo. 

La decisión es tuya, ahora que conoces cómo elegir un buen asador, estás listo para conseguir el que más se adapta a ti. Vista nuestra tienda en línea y encuentra una
gran variedad de tipos de asadores y accesorios para organizar la parrillada perfecta. 

Compartir

shares