Trucos caseros para las tareas del hogar

Tiempo de lectura: 3 minutos

Aprovecha productos que guardas en la despensa de tu casa para la limpieza de todos tus espacios

En todos los hogares se presentan situaciones inesperadas que es necesario solucionar al momento. Afortunadamente existen diversos tips caseros con productos de la despensa como limón, vinagre y más productos que te ayudarán a resolver esas pequeñas necesidades y a facilitar algunas de las tareas del hogar. Conócelos a continuación.

Bicarbonato de sodio: tu mejor aliado 

Para una limpieza profunda de superficies en la cocina y baño, espolvorea bicarbonato de sodio y deja que haga efecto media hora. También puedes mezclarlo con limón y obtendrás superficies limpias y blancas, gracias a las propiedades desengrasantes y desinfectantes de ambos ingredientes. 

 
limpieza de baño

Dale brillo los pisos con vinagre

El vinagre blanco es conocido por su aporte de sabores a la comida. Sin embargo, también es un gran desinfectante y funciona muy bien para abrillantar espejos y azulejos. Para ello, mezcla media taza con otra media de agua.

Disfruta un comedor con sillas perfectas

Para manchas difíciles en sillas de madera barnizadas, usa un paño humedecido con vinagre. Los asientos de fibras naturales inicialmente requieren aspirarse para luego pasar un paño absorbente o cepillo impregnado con una mezcla de sal disuelta en agua. Para sillas tapizadas, frota con un cepillo mojado en agua con dos cucharadas de bicarbonato.

Ojo, es importante que no mezcles soluciones naturales con químicos como cloro o limpiadores de mayor concentración corrosiva, pues podrías ocasionar quemaduras o accidentes. 

Renueva tus asientos de piel

Si tienes algún mueble o asiento de piel que ha perdido brillo y elasticidad, puedes darle nueva vida aplicándole lustrador neutro de zapatos. Déjalo que actúe unos minutos y luego frótalo con un paño limpio para darle brillo y eliminar la grasa sobrante.

Si es un asiento, antes de usarlo de nuevo, vuelve a pasar otro paño limpio para comprobar que no han quedado restos que puedan manchar la ropa.

Blanquea tu ropa blanca sin cloro

En algún momento, lavar ropa blanca se convierte en una pesadilla, por lo difícil que puede resultar eliminar las manchas. ¡No te preocupes!, si la ropa blanca te está quedando amarillenta con el paso del tiempo, puedes blanquearla con este sencillo truco. Sólo tienes que colocar las prendas en un recipiente que contenga agua oxigenada (tres cucharadas por cada litro de agua), agregar unas gotas de vinagre y, pasadas un par de horas, lavar con agua tibia. 

 
Limpia tu casa con productos de la despensa-3

Mantener tu lavadora limpia y sin aromas desagradables es más fácil de lo que crees

Seguro que nunca habías pensado que el enjuague bucal pudiera servir para limpiar la lavadora. Sólo tienes que verter medio vaso de colutorio o enjuague bucal en la lavadora vacía y ponerla en marcha en el ciclo de drenado. Este líquido mata las bacterias y, por tanto, desinfecta la lavadora y combate los malos olores.

No más pelo de mascota en tu casa, ¡increíble!

Pasar diariamente un paño de microfibra sobre tu mascota ayuda a reducir la cantidad de pelo que termina en tu piso y tus muebles, por lo que podrás dedicar menos tiempo a pasar la aspiradora.

 
Limpia tu casa con productos de la despensa-4

Esperamos que estos trucos para la limpieza del hogar te sean de gran utilidad.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp