¿Cómo sobrevivir la cuesta de enero?

Prácticos consejos que te ayudarán a organizar tus finanzas después de las fiestas

El fin de año está lleno de celebraciones, pero también de gastos, pues la mayoría de las personas aprovechan las ofertas de temporada para comprar regalos de Navidad, cambiar los muebles de la casa o renovar su guardarropa. El problema es que, al dejarse llevar por la euforia de la temporada, gastan de más y dejan su economía muy afectada. ¡No te confíes! Te ayudamos con estos consejos para sobrevivir la cuesta de enero.

Se le conoce como cuesta de enero al conjunto de altas de precios, tarifas y tasas que suceden al inicio de cada año, y que afectan a la capacidad de compra de los consumidores.

Cuesta, subir la cuesta…

Toma en cuenta estas recomendaciones para superar la cuesta de enero:

  1. Cuida tu dinero: si recibes algún bono adicional durante los primeros meses del año o aún conservas parte de tu aguinaldo, gástalos sabiamente. Si puedes liquidar alguna deuda, ¡hazlo! Esto te ayudará a disminuir tus gastos.
  2. Evita comprar cosas innecesarias: estos son los días en que las grandes tiendas comienzan a ofertar variedad de productos a precios muy llamativos. Piensa bien antes de comprar cualquier cosa, si no lo necesitas, ¡entonces no lo compres!
  3. Conoce tu capacidad de endeudamiento: procura que tus gastos no superen tus ingresos, pues de hacerlo tu capacidad de pago no será buena y puedes meterte en aprietos. Asesórate con la institución financiera de tu preferencia al respecto.
  4. Revisa tus opciones: si estás pensando en pedir un préstamo, es importante comparar las diferentes alternativas a tu disposición. Toma en cuenta cuánto acabarás pagando en total al paso del tiempo y elije la que más te convenga.
  5. Usa adecuadamente los meses sin intereses: si bien esta manera de comprar es bastante buena, en esta temporada es recomendable que analices tu situación antes de adoptarla, pues sin importar la tasa de interés a la que este suscrita, estos pagos minarán tu disposición de efectivo a lo largo de los próximos meses.

Lo más importante para sobrevivir la cuesta de enero es comprar de manera inteligente. Esto no quiere decir que te aprietes el cinturón o de plano reserves toda tu quincena para pagos, simplemente se trata de priorizar aquellas cosas que son una necesidad básica para tu vida. Verás cómo haciendo esto, comenzarás el año con suficiente dinero para consentirte de vez en cuando.

Compartir

shares