Pan japonés de queso, el postre de los dioses

El pan japonés de queso, o cheesecake japonés, es un postre muy tradicional y aunque su origen es Nagasaki, se prepara en todo Japón.
Pan japonés de queso, el postre de los dioses

¡Como una nube en cada bocado!

El pan japonés de queso, o cheesecake japonés, es un postre muy tradicional de ese país y, aunque su origen es Nagasaki, se prepara en todo Japón. Su textura es ligera, pues una vez preparado suele moverse casi como una gelatina, pero al degustarlo, puedes sentir una consistencia esponjosa y un sabor delicioso.

El secreto del éxito

Recuerda que para preparar este pan de queso se requiere seguir todos los pasos al pie de la letra, así que si eres amante del cheesecake y aún no has probado esta deliciosa receta de estilo japonés, ¡tú momento ha llegado!

Al pan de queso japonés también se le conoce como fuwa fuwa, ya que este nombre se utiliza para describir cosas esponjosas y suaves.

¡Atrévete a prepararlo en casa y disfruta de nuevas experiencias culinarias!

Ingredientes

8 Porciones

Tiempo: 120 min 

Para el pan:

Encuentra los accesorios para preparar esta receta en

Preparación

  1. Precalienta el horno a 160 ºC.
  2. Mientras tanto, separa las yemas de las claras y éstas últimas guárdalas en el refrigerador.
  3. En una olla pon la leche, la mantequilla, el queso crema y 50 gramos de azúcar. Calienta a fuego medio (sin hervir) hasta que todos los ingredientes se integren, que no tenga grumos y la consistencia sea líquida.
  4. Retira del fuego, añade la ralladura de limón y revuelve.
  5. Agrega las yemas, la pizca de sal y sigue revolviendo.
  6. Tamiza la harina sobre la mezcla e integra con movimientos envolventes hasta obtener una masa ligera y sin grumos. Reserva.
  7. Saca las claras del refrigerador y bátelas hasta que estén a punto de turrón y cuando esto suceda, agrega el jugo de limón y 25 gramos de azúcar. Sigue batiendo para no perder la consistencia de las claras. Después añade otros 25 gramos de azúcar y sigue batiendo, para finalizar con los 20 gramos de azúcar restantes. El azúcar se agrega por partes para que las claras no pierdan consistencia, ya que si agregas mucha azúcar en un instante, tus claras montadas se van a hacer líquidas por el peso del azúcar.
  8. Cuando la mezcla de claras y azúcar forme picos, añade sólo una tercera parte a la mezcla de harina e integra con movimientos envolventes. Después otra tercera parte y mezcla. Y al final lo que queda de la mezcla hasta que toda la masa sea del mismo color. Tómate tu tiempo, ¡esta es la parte más importante del proceso para obtener un buen pan japonés!
  9. Cubre un molde, de preferencia circular, con papel encerado. Puedes cortar el tamaño del círculo de fondo y unas tiras para la circunferencia.
  10. Agrega la mezcla en el molde y dale unos golpecitos contra la mesa para que la superficie quede plana.
  11. Coloca el molde dentro de otro más grande y añade agua caliente hasta llegar a 1/3 de la altura del molde con la masa para crear un baño María.
  12. Hornea por 40 minutos a 160 ºC. Pasado este tiempo, baja la temperatura a 130 ºC y hornea por 40 minutos más. Al final, apaga el horno y deja tu pan japonés dentro por 15 minutos más.
  13. Saca el molde del horno y deja reposar tu pan por 10 minutos. Desmolda, espera a que se enfríe ¡y sirve!

Puedes decorar con mermelada o azúcar glass, esta última puede ser espolvoreándola encima o, si tienes moldes de repostería, puedes hacer figuras en la superficie de tu pan.

¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar este delicioso pan japonés que quedó en Walmart.com.mx!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Suscríbete al newsletter de Walmart.com.mx y siguenos en nuestras redes sociales
Lograr bienestar físico y emocional con tips que te ayudarán a conservar tu salud y belleza, y consejos de salud para personas de todas las edades. Mantente al tanto de las tendencias de la moda y dedica tiempo para ti y tu familia con un estilo de vida saludable y las rutinas de ejercicio más adecuadas.