Cómo cuidar el sistema respiratorio

¿Cómo cuidar tu sistema respiratorio?

Estas acciones para cuidar el sistema respiratorio son básicas para mantener tu salud, conviértelas en hábitos y verás los resultados

El sistema respiratorio juega un papel importante en tu salud; su deterioro puede afectar las actividades diarias que realizas. Por eso, cuidarlo debe ser una prioridad ¡y es más fácil de lo que crees! Con sólo seguir buenos hábitos y una buena alimentación, tu organismo sentirá la diferencia y ayudarás a prevenir enfermedades e infecciones, manteniendo así tu aparato respiratorio sano y fuerte.

Antes de saber cómo cuidar el sistema respiratorio, es necesario que lo conozcas un poco más para reconocer su función e importancia de mantenerlo sano…

¿Cuál es la función que realiza el sistema respiratorio?

Este sistema no sólo está conformado por los pulmones como muchos piensan, también por las vías aéreas como la nariz, boca, cuerdas bucales, faringe, laringe, tráquea, bronquios y bronquiolos.

Todo este sistema se encarga de enviar oxígeno a la sangre para el funcionamiento normal de los órganos, ayudando a tu organismo a eliminar gases como el dióxido de carbono (CO2) durante ese proceso.

Acciones para cuidar el sistema respiratorio

Hay dos aspectos básicos con los que puedes comenzar: buena alimentación y ejercicio regular.

Una dieta saludable es clave para el funcionamiento adecuado de todos tus sistemas, incluyendo el respiratorio. Alimentos ricos en minerales y vitaminas A, C, D y E fortalecerán tu cuerpo ante virus, bacterias y enfermedades que pueden causarle daño, especialmente en momentos como este.

Por otra parte, hacer ejercicio es otra manera de mantener tu aparato respiratorio saludable. Actividades al aire libre, trotar en las mañanas, practicar algún deporte o actividad física, mejorará la aptitud cardiorrespiratoria de tu cuerpo y te ayudará a mantener un peso saludable.

Alimentación y ejercicio para cuidar el sistema respiratorio

Sin embargo, hay otros hábitos que puedes empezar a implementar en tu vida que ayudan directamente a tu sistema respiratorio, evitando enfermedades:

  1. Despídete del tabaco. Una de las acciones que más daña el sistema respiratorio es fumar. El humo del tabaco puede causar cáncer e impedir después que tu cuerpo lo combata. Dejar de fumar sería la mejor decisión para tu salud. No sólo eso, recuerda que el humo del cigarro te afectará así no seas tú quien lo consuma, por tanto, intenta alejarte de zonas de fumadores o personas que lo estén consumiendo.
  2. Ventila los lugares que frecuentas en casa. Deja que circule el aire en todo tu hogar abriendo ventanas y puertas. Si es algo que normalmente no haces, designa algunos días a la semana para realizarlo.
  3. Mantén tu espacio limpio. Intenta conservar las zonas que frecuentas libres de polvo, humedad y limpiadores químicos, ya que todos estos olores y partículas contaminan el aire que respiras y pueden ocasionar daños a largo a plazo.
  4. ¡Lávate las manos! Lavarse las manos, aunque no es un proceso que fortalezca tu sistema respiratorio, sí te ayuda a evitar enfermedades virales como gripes y resfriados.
  5. Bebe abundantes líquidos. El agua, además de mantenerte hidratado, también mantiene tu garganta húmeda, impidiendo la acumulación de moco y ayudando al paso del aire a través de tus vías áreas.
  6. Evita el frío. Para los amantes de las bajas temperaturas esto puede ser un problema, pero lo mejor en temporada de lluvias o invierno es abrigarte lo suficiente para que las corrientes de aire no te provoquen daño. También evita salir con el cabello mojado y los cambios bruscos de temperatura.
  7. Utiliza cubrebocas. El uso de cubrebocas debe ser determinante cada vez que vayas a salir. Así evitarás que los demás se contagien en esta temporada donde debemos contar con las mejores defensas para enfrentar los virus respiratorios.

Si usas cubrebocas de tela, conoce cómo lavarlo

Ahora conoces por qué es importante cuidar el sistema respiratorio, pero, sobre todo, ¡cómo hacerlo! Acude con tu médico ante cualquier malestar.

CONSULTA A TU MÉDICO.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Te puede interesar

Sopa azteca, ¡deliciosa y fácil de hacer!
Aprende a preparar mini waffles
Boneless de pollo orgánico al ajo con miel