¿Cómo funciona el tapete sanitizante?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Evita que los gérmenes adheridos a tus zapatos entren en tu hogar, desinfecta tu calzado con estas recomendaciones

La limpieza dentro y fuera de casa se ha convertido en algo primordial, por ello es importante que las medidas de higiene abarquen los objetos personales de uso cotidiano, así como espacios del hogar en que se pase más tiempo.

Los zapatos son una de las vestimentas básicas que están en contacto con superficies diferentes todo el tiempo y son elementos donde virus y bacterias pueden albergarse con facilidad. Por tanto, es de suma relevancia mantener el calzado de toda la familia en perfecto estado, limpio y desinfectado.

Una de las herramientas para realizar esta tarea que ha adquirido gran popularidad es el tapete sanitizante que, gracias a su practicidad, procura la desinfección del calzado a la entrada del lugar donde se coloque.

El funcionamiento de estos tapetes es muy sencillo: se componen de charolas de diversos materiales provistas de una solución desinfectante que actúa al pisar firmemente la superficie del tapete.

Recomendaciones generales sobre el tapete sanitizante

Se sugiere que la colocación de estos tapetes sea a la entrada de lugares concurridos y en cualquier sitio donde se desea limitar la dispersión de contaminación y microbios.

Es importante que el tapete cubra toda el área de acceso, para evitar que alguien entre sin pisar, además, que se den al menos dos pasos sobre él para desinfectar los dos pies, por lo que se recomienda un ancho de, al menos, 90 cm.

 

Considera mantener adecuadamente los tapetes limpiadores de calzado, ya que la suciedad puede acumularse en el contenedor hasta el punto de que el desinfectante ya no sea efectivo. Asimismo, los tapetes deben monitorearse constantemente para asegurarse de que contengan el volumen apropiado de solución desinfectante.

En lugares concurridos, lo ideal es cambiar la solución desinfectante del tapete todos los días, incluso más de dos veces; y en lugares con poca o nula afluencia de personas, como el hogar o una oficina pequeña, se recomienda cambiar la solución máximo cada dos días.

Cabe resaltar que el tapete en sí no es una medida de prevención obligatoria en el hogar, sin embargo, puede formar parte de los protocolos de higiene que, en conjunto, funcionan de complemento para reforzar la protección.  

Te recomendamos: Cómo limpiar tu celular

¿Qué materiales se consideran adecuados?

Para garantizar una eficacia al usar este tipo de herramientas de higiene, se deben tomar en cuenta ciertos aspectos. En el caso de los tapetes desinfectantes, te sugerimos considerar los materiales tanto del tapete en sí, como de la solución desinfectante que contenga con la finalidad de que no sean materiales corrosivos o solventes que puedan dañar los zapatos o causar alergias e irritaciones en la piel.

Las bandejas de plástico o de acero galvanizado e inoxidable son las más comunes para los tapetes desinfectantes. En estas se coloca un tapete que debe ser de tejido plástico o espuma.

La solución de desinfección es clave para que sea efectiva. Existen tres que se consideran adecuadas: el amonio cuaternario, el hipoclorito de calcio y una solución formada por una parte de cloro por cinco de agua. Es importante señalar que nunca se deben mezclar sustancias, pues puede resultar peligroso al generar intoxicación o quemaduras químicas.

Por ello, se recomienda el uso de calzado cerrado y colocar sólo la cantidad necesaria. El desinfectante se debe poner únicamente hasta empapar el tapete, además, es recomendable colocar una alfombra seca a continuación de la bandeja para eliminar el exceso de producto y evitar accidentes.

Tip: recuerda que en cada cambio de solución es importante lavarte bien las manos.

Cuida la salud de tus seres queridos con la higiene y limpieza adecuada, encuentra los insumos necesarios en Walmart.com.mx y disfruta tu hogar. 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp